En el caso de las PYMES, y que le prestan servicios a otros sectores, esto les daría más posibilidades de adaptar sus horarios de trabajo al de las grandes compañías.

Para Carla Fuenzalida, Directora Ejecutiva de Lukkap Chile, «hay que entender que cada empresa está inserta en un rubro que tiene una complejidad específica, y las condiciones de los trabajadores dependen de la situación particular de ese mercado».

Por ejemplo, si pensamos en las industrias que tienen mayor desarrollo en Concepción, como la siderúrgica y metalúrgica, así como los sectores pesquero/portuario, podemos deducir que dado el sistema de turnos que muchas de ellas tienen, instaurar políticas de flexibilidad laboral no debería resultar desconocido para las empresas, dadas las exigencias que tienen y que las llevan a tener esos regímenes de trabajo.

Revisa la nota completa AQUÍ
Revisa la nota completa en PDF
Fuente: Diario El Sur de Concepción (20-5-19)