“Nunca había estado sin trabajo y me ayudaron a ver distintas alternativas, me abrieron muchas puertas”

¿Cómo ha sido tu proceso por Lukkap? ¿Cómo lo evalúas?

Una experiencia enriquecedora. Desde el primer día me sentí acogida, bien recibida y contenida. La verdad es que después de la desvinculación pasé un proceso súper doloroso, que para mí fue algo fuerte de vivir. Al llegar acá sentí que no estaba sola, y eso para mí fue muy importante para continuar el proceso nuevo que estaba viviendo. Nunca había estado sin trabajo y me ayudaron a ver distintas alternativas, me abrieron muchas puertas.

En lo humano ha sido algo muy grato, muy rico de vivir. Y en lo profesional, el verte en otros roles profesionales. Yo llegué con una visión muy estructurada de mi aporte profesional pero aquí me hicieron ver que con mi experiencia y conocimientos, podía aportar de distintas formas.

¿Qué es lo que más valoras de este proceso?

Sin duda la calidad humana y la contención. También te dan herramientas prácticas, eso es súper positivo, porque uno tiene que “hacer la pega” de “buscar pega” y acá dan las herramientas concretas.

Si tuvieras que contar tu experiencia en Lukkap a otra persona ¿cómo lo harías?

Le contaría cómo es la dinámica acá, de las reuniones, el trabajo individual que se hace y que da resultado.

Cuál de las herramientas entregadas por Lukkap es la que más te sirvió?

Una herramienta muy práctica es el tema del mensaje. Es una herramienta que sirve para la vida, tener claro qué quiero, a dónde voy y qué es lo que ofrezco profesionalmente es clave. Me sirve para este proceso que estoy viviendo ahora y quizás para otro a futuro.

¿Cómo fue la relación con el tutor?

Yo venía del retail y la Carla eligió la tutora que venía del retail y que yo la conocía de antes. Fue súper grato que ella fuera mi tutora, mi orientadora y hasta el día de hoy nos conectamos y ella está atenta de lo que estoy haciendo. El apoyo del tutor es muy importante en este proceso.