Jefe Zonal en cadena farmacéutica – “Cuando uno está en proceso de transición tiene muchos espacios de soledad, acá uno se siente protegido por las personas que te rodean y que te van apoyando en el camino”

¿Cómo ha sido tu proceso por Lukkap? ¿Cómo lo evalúas?

Para mí fue una experiencia que no me imaginaba. Se producen los espacios donde uno siente la necesidad de compartir. Cuando uno está en proceso de transición tiene muchos espacios de soledad, porque ya no compartes con tus compañeros, aunque te llamen, te manden mensajes. Esto viene a llenar esa parte de camaradería, de compañía. Además cuando llevas tantos años trabajando en una misma empresa, estás totalmente ignorante de cómo se maneja el mundo laboral y cómo puedes postular.

¿Qué es lo que más valoras de este proceso?

La compañía, las personas, la acogida, la conexión con Andrés Jara -fue siempre más allá de lo que uno podía esperar- un  tutor a todo dar.

Si tuvieras que contar tu experiencia en Lukkap a otra persona ¿cómo lo harías?

Lo mejor que le puede pasar a uno, en términos de aprender a manejarse y moverse en este nuevo mundo al que no estamos acostumbrados. Habitualmente estamos en un mundo súper protegido y cuadrado, de ir a trabajar y punto. Acá uno se siente protegido por las personas que te rodean y que te van apoyando en el camino.

¿Cómo fue la relación con el tutor?

Desde un principio generó confianza y transparencia,  un vínculo de cercanía súper positivo. Fue muy apoyador y aportador, cualquier duda siempre la consulté con él y tuve un consejo súper acertado.